Publicado en Poesía

Arded y resucitad*

Resucito.
Y en cada resurrección
arrastro menos muerte
aspiro a menos vida.
El dolor se sabe finito
y aguijonea
pero no enquista.

Duele arder
quema morir
ampollas que mañana serán cicatrices
de las que brotarán nuevas plumas
con diferentes matices.

Y resucitar
es incómodo
es inventarme de nuevo
reconocerme en un plumaje
de nuevo desconocido.

Pero el vuelo se estabiliza
el picado se agiliza
y cuando vuelva a la hoguera
sabré dormir en las cenizas.

 

*Palabra robadas a Noelia Morgana

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s