Publicado en Poesía

Cicatriz

Cada vez duele menos
y la cicatriz
ve coloreándose
de ese rosado matiz
que perfuma el recuerdo.

Ya no duele tanto
y mis labios encuentran la sonrisa
que a veces te dedicaba a escondidas.

Apenas duele ya
y puedo volver a probar
batido de fresas
y ver alguna de las películas
que tendían puentes imperfectos.

No duele.

Otros dolores vendrán
otras cicatrices,
otras sonrisas
y otras películas.

Los espero con la herida abierta,
limpia,
y la cicatriz brillante,
orgullosa.

Publicado en Sin categoría

Me depilo para gustar

Sí. No me depilo por que me guste a mí. Mis pelos no me molestan mucho. Pero me molesta que alguien que me guste se fije en ellos. Así que me depilo. Para gustar. Yo, feminista, me depilo. Sin otro motivo que la aprobación ajena. En concreto de un chico muy mono que no se depila para gustarme, pero que a veces se afeita para verme.

Antes también me depilaba. Mucho más a menudo. Entonces a mí misma me gustaba más depilada. No como ahora, que me da un poco igual. Entonces no sabía que me depilaba para gustar. Pensaba que era una asquerosidad ir con pelos en los sobacos o que yo era un monstruo peludo. Pensaba que lo que estaba mal era yo por tener pelos.depilar-como-soy-yo

Ahora sé que mis pelos están bien. Que yo estoy bien. Y que si me depilo, es para gustar. Y ahora elijo un poco más. Elijo si quiero gustar depilada o sin depilar. Elijo si gustar vale más que arrancarme pelos. Elijo pasar de mandatos de género o adaptarme un ratito a ellos (que estar a la contra también cansa.

Eso es lo que me da poder. Lo que me empodera si queremos usar palabras de moda. No es depilarme o no. Sino saber. Saber por qué hago las cosas. Saber qué opresión estoy viviendo y decidir cómo lucho contra ella, en qué me enfoco. Yo hoy me depilo para gustar, pero eso no significa que gustar más depilada esté bien. No significa que tener que cambiar para que me miren sea correcto. Sé que no lo es. Sé que hay algo más si tengo que arrancarme parte de mí para encajar en un modelo de belleza. Sí, me gusta gustar a quien me gusta. Y también me canso de tener que luchar yo contra una opresión que no he pedido. Pero ahora que sé por qué lo hago, me siento un poco mejor. Hay quien no se depila, las admiro un poco, pero yo ahora no puedo. Y está bien así. De momento.

tener poder o empoderarse

 

Publicado en Sin categoría

Metralla

Lo que más me gusta de ti
soy yo.


Recuerdo cuando llegaste
pero ninguno las de los días anteriores.


Me reconcilio con tu recuerdo
y vuelve para doler.


Intento no parecerme a mi madre
exactamente igual
que ella intenta no parecerse a la suya.


Caigo y me rompo
contra las almohadas
de las palabras.


Sé que te quise demasiado
por que añoro los abrazos
que no me dabas.


Mi cabecero os echa.
(de menos)


En nuestra boda no llovió
¡con lo que me gusta la lluvia!


Esclava
mi mano
no me sacia.


Sueño lirios
huelo orquídeas.


 

Publicado en Sin categoría

Arded y resucitad*

Resucito.
Y en cada resurrección
arrastro menos muerte
aspiro a menos vida.
El dolor se sabe finito
y aguijonea
pero no enquista.

Duele arder
quema morir
ampollas que mañana serán cicatrices
de las que brotarán nuevas plumas
con diferentes matices.

Y resucitar
es incómodo
es inventarme de nuevo
reconocerme en un plumaje
de nuevo desconocido.

Pero el vuelo se estabiliza
el picado se agiliza
y cuando vuelva a la hoguera
sabré dormir en las cenizas.

 

*Palabra robadas a

<p style=" margin:8px 0 0 0; padding:0 4px;"> <a href="https://www.instagram.com/p/BTXEbV7lD64/&quot; style=" color:#000; font-family:Arial,sans-serif; font-size:14px; font-style:normal; font-weight:normal; line-height:17px; text-decoration:none; word-wrap:break-word;" target="_blank">Hoy he visto, de nuevo, el vídeo-poema que realicé hace 8 meses: "A veces, no llevo sujetador. No me da la gana". Supongo que en un intento de reconectar conmigo misma y con las creencias que me sustentan, lo he visto hasta el final y lo he saboreado. Hacía muchos meses que no hacía esto, y la verdad es que me ha emocionado ver a una Noelia que ya no se parece a mí, pero que siempre seré yo. Sigue teniendo sentido mi profesión. Y sobre todo, sigue teniendo sentido la forma en que he decidido relacionarme con el arte. Desde el coño, desde el corazón, a grito pelao, morreando todo el rato. Y eso me gusta. Ya os dije una vez que volvería a quemar lo que quemé hace 8 meses, porque en la metáfora de ese ritual, estaba lo que me decía el viento: quema lo que te queme, no aceptes lo que te dañe, rechaza lo que te oprima. Quiero volver a dar las gracias a todas las brujas que me acompañaron en ese camino: Marta, Ángela, María, Laura, Marta, Clara, Irene y Eri, a Diego y Raquel, por la imagen, y a David, Daniel y Alejandro, por la música. Se me llena la boca y el alma pensando en lo que viene, en todo lo que se me ocurre, en todo lo que estoy aprendiendo a través de la gente. Os doy las gracias también a ustedes, por leer mis libros y mis textos, por venir a escucharme cuando quiero deciros algo, y sobre todo, por recibir con todo el respeto del mundo las creaciones que me nacen del fondo. Que yo ando desnuda delante de ustedes tol rato y siempre me habéis recibido con una caricia. Dinfundir la mala educación es lo que toca en tiempos de guerras. Más tetas libres, pido. Más Afroditas liberadas. Más hombres aliados. Y besarnos, querernos y aceptarnos, más honradamente y con más ganas. Que faltan manos. Feliz noche. Arded y resucitad.</a></p> <p style=" color:#c9c8cd; font-family:Arial,sans-serif; font-size:14px; line-height:17px; margin-bottom:0; margin-top:8px; overflow:hidden; padding:8px 0 7px; text-align:center; text-overflow:ellipsis; white-space:nowrap;">Una publicación compartida de Noelia Morgana (@noelia_morgana) el <time style=" font-family:Arial,sans-serif; font-size:14px; line-height:17px;" datetime="2017-04-26T19:33:57+00:00">26 de Abr de 2017 a la(s) 12:33 PDT</time></p></div></blockquote> //platform.instagram.com/en_US/embeds.js“>Noelia Morgana

Publicado en Sin categoría

La muerte es para quien se queda

La muerte nunca
es del todo nuestra.
La muerte para quien se queda
la muerte es sublimar el dolor.

A quien se va
no le pertenece
quien muere
todo lo abandona
incluso la misma muerte.

Este abandono
preña otra vida
de fantasmas escondidos
de recuerdos reescritos.
La muerte es entonces esa luz
que atraviesa nuestro túnel.

Publicado en Sin categoría

Musa

Yo
quería ser musa
y voy
montando pedestales
colocando sonrisas,
canciones e ideales.

Yo
acabo de loba
soplo feroz
y caen.

Yo
diosa
me coloco
frente a mí un espejo
y entonces
yo

musa mía
loba mía
diosa mía.

 

Publicado en Sin categoría

Caprichosa

¿Eres tú el capricho?
¿Cuánto de esto es por ti?
¿Cuánto son ganas
de reflejarme en otros ojos
de verme en otra mirada
de saberme en otra boca
de acariciarme en otra piel
de oírme en húmedos lóbulos
de olerme en otra saliva?
¿Cuántas ganas tengo de perder?
¿Cuántas de que me ganen?