Publicado en El Mono Revista Cultural, Feminismo

Protegido: Mary Colter y la discriminación positiva

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Anuncios
Publicado en Feminismo

El 8 de marzo no me felicites

El 8 de marzo (Día Internacional de las Mujeres) no me felicites. No es un día para celebrar que la mitad de la población mundial somos mujeres, sino para denunciar que la mitad de la población sufrimos discriminación, opresión, torturas e incluso la muerte por el hecho de serlo.

El 8 de marzo se conmemora una tragedia

No hay nada que celebrar en la historia del 8M, no celebramos el hecho de ser mujeres ya que no lo hemos elegido (como puede celebrarse el día de la madre o del padre). El Día Internacional de las Mujeres surge como reivindicación de los derechos humanos que se han negado históricamente a las mujeres humanas (sí, somos personas).

angela davis

Desde que Olympe de Gouges fuera guillotinada por reivindicar tras la Revolución Francesa una Declaración de los Derechos de la Mujer y de la Ciudadana, la lucha por los derechos de las mujeres ha estado ninguneada y a la sombra de los derechos de cualquier otra clase social formada por hombres. 10636222_771241112935160_4745399928420411401_n

Así cuando en el siglo XIX el movimiento obrero comenzó a reivindicar mejoras salariales, de seguridad y otras mejoras laborales, a las mujeres se nos volvió a dejar de lado. Pero entonces empezamos a organizarnos. El anarquismo, el sufragismo y otros movimientos por liberación de la mujer contaban ya con grandes teóricas en su historia (como Olympe de Gouges, Mary Wollstonecraft o Sor Juana Inés de la Cruz) y en su presente: Flora Tristán, Rosa Luxemburgo, Aleksandra Kollontái, Emilia Pardo Bazán, Emmeline Pankhurst… De esta manera las mujeres empezamos a organizarnos para luchar por nuestros derechos. Sí, luchar, porque nuestros derechos no se nos están asegurando sin resistencia por parte de quienes pretenden negárnoslos.

CyMAVSIWIAAcgQJ.jpg

En 1910, en la II conferencia Internacional de Mujeres Socialista en Copenhague, se proclamó el 8 de marzo como el Día Internacional de las Mujeres. El objetivo: promover la igualdad de derechos, incluyendo el sufragio para las mujeres. En marzo de 1911 tuvieron lugar las primera concentraciones y mítines conmemorando el Día Internacional de las Mujeres en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza. Se exigía el derecho a voto y el de ocupar cargos públicos, el derecho al trabajo, a la formación profesional y a la no discriminación salarial (algo que continuamos exigiendo más de un siglo después).

El incendio de Triangle Shirtwaist

Ese mismo mes tendría lugar el trágico incendio en la fábrica Triangle Shirtwaist de Nuevo York, suceso evitable al que se hace referencia cada 8M. La fábrica empleaba sobre todo a mujeres jóvenes inmigrantes, de lunes a sábado en horario de nueve horas diarias. Los responsables de la fábrica habían cerrado todas las puertas de las escaleras y las salidas para evitar el hurto de mercancía. Cuando se generó el incendio, las trabajadoras quedaron encerradas, murieron 146 personas, 123 de ellas mujeres trabajadoras.

Este incendio fue el desastre industrial con más víctimas mortales en la historia de Nueva York y fue el detonante de la creación del Sindicato Internacional de Mujeres Trabajadoras Textiles.

Triangle-Fire.gif
Esta es una de las tragedias que se conmemoran el 8M y que siguen ocurriendo y cobrándose las vidas de tantas y tantas mujeres. No tenemos que volver a hace 100 años, hace apenas 6 años, en 2012, en Dhaka (Bangladesh) se derrumbó un edificio aplastando a más de 300 personas. Teniendo en cuenta que el 90% de las personas que trabajan en la industria textil en Bangladesh y otros países de la zona son mujeres, podemos deducir que en 2012 murieron 270 mujeres en un derrumbamiento evitable. No parece que este 8M tengamos ya motivos para celebrar nada, ¿no?

El 8 de marzo se denuncian violaciones de los derechos humanos

Según el último informe de ONU Mujeres del 14 de febrero de 2018, en pleno siglo XXI nos seguimos encontrando con lo siguiente:

  • Más del 50% de las mujeres y las niñas en medios urbanos de los países en vías de desarrollo viven en condiciones donde carecen de al menos uno de estos recursos:
    • Acceso a agua limpia
    • Instalaciones sanitarias mejoradas
    • Vivienda durable
    • Espacio suficiente para vivir

acceso agua

  • 1 de cada 5 mujeres (un 20%) menores de 50 años de edad experimentaron violencia física o sexual a manos de su pareja en los últimos 12 meses. (Imaginaos si ampliamos el período temporal o la edad o a exparejas…)
  • En 49 países (casi un 25% de los países) carecen de leyes que protejan a las mujeres de la violencia en el hogar. Es decir, ¡en 1 de cada 4 países la violencia contra las mujeres es legal!violencia mujeres
  • En 2015, 303.000 mujeres murieron debido a causas relacionadas con el embarazo.

muertes embarazo

  • En 18 países en todo el mundo, los esposos pueden impedir legalmente que sus esposas (sí, SUS porque está claro que en este caso las mujeres son una propiedad) trabajen.
  • Cada año, 15 millones de niñas menores de 18 años son obligadas a casarse.matrimonio infantil
  • A nivel mundial, la carga de trabajo doméstico y de cuidados no remunerados que realizan las mujeres es 2,6 veces mayor que la que asumen los hombres. En Italia, la carga de trabajo de las mujeres es tres veces mayor que la de los hombres.trabajo doméstico
  • El cambio climático tiene un impacto desproporcionado en las mujeres y las niñas y niños, dado que es 14 veces más probable mujeres y menores que fallezcan durante un desastre natural que los hombres.

Y estas son sólo algunas de las desigualdades a las que nos vemos expuestas actualmente sólo por el hecho de nacer mujeres. Sinceramente, ninguna de ellas me parece un motivo de celebración ni de felicitación.

El 8 de marzo nosotras paramos

Por todo ello protestamos el 8 de marzo y este año, además, vamos a la huelga. Una huelga internacional. Una huelga de todo el día (el año pasado en el estado español fue de una horas). Una huelga laboral, de cuidados, estudiantil y de consumo. Para conocer mejor la historia y los motivos de la huelga feminista os recomiendo muchísimo este artículo de mi Yolanda Rodríguez Villegas.

cita Yolanda

El Día Internacional de las Mujeres un buen día para evaluar la condición y la posición de las mujeres en cada país, estado, municipio, ciudad… para exigir a las autoridades que cumplan con los compromisos de salvaguardar nuestras vidas y nuestros derechos, para exigirnos como sociedad garantizar los derechos humanos a todas las personas y la igualdad en todos los ámbitos. Mientras eso no se logre, no hay nada que felicitar y sí mucho que reivindicar.

Publicado en Emociones, Feminismo, Te cuento mi vida

Sola, solita, soltera

“¿Cómo te va? ¿Sigues sola?” Es una pregunta que me han hecho alguna vez desde que se acabó mi última relación. Me choca que nunca me preguntaran, estando emparejada, si me sentía sola. Pero ahora bastantes personas dan por sentado que estoy sola. Sinceramente, no creo haber estado sola nunca en mi vida. Sentirme sola, sí, muchas veces. Estar soltera, alguna menos. Pero estar sola, sin una sola persona con quien contar, creo que nunca. Por eso esa palabra me sorprende y por eso esa pregunta, “¿sigues sola?” me deja muda.

Estar sola

Para asegurarme de que mi percepción se acerca algo a lo que la sociedad ha definido como real, he buscado la definición de “sola” en la RAE.

soltera

Creo que los significados que más nos encajan son los relativos a personas que vienen a ser “Sin compañía” y “Que no tiene quien le ampare, socorra o consuele en sus necesidades o aflicciones”.

¿Lo tenemos? Analicemos nuestro entorno, sin entrar en si alguien está en pareja, en mil relaciones o en una cabaña perdida en un árbol perdido en un bosque. ¿Conocéis a alguien que no tenga absolutamente a nadie, nunca, quien le ampare, socorra o consuele en sus necesidades o aflicciones? Sí, hay personas que viven situaciones de exclusión social extremas, pero seguramente si estás leyendo esto, tengas la opción de acudir a Servicios Sociales y hablar con una profesional de la psicología, o coger un teléfono y llamar a una excompañera de trabajo, o bajar a un centro cultural y apuntarte a unas clases donde conocer personas que si no te amparan, por lo menos te hagan compañía.

Estar sola en esta sociedad es muy difícil, a pesar del individualismo imperante. La mayoría de personas tenemos redes familiares, amistosas, laborales… Personas que nos acompañan en determinados momentos, que brindan con nuestras alegrías, que escuchan nuestras rutinas.

Sentirse sola

¡Ay! Pero no estar sola no evita que nos sintamos solas en algún momento. La soledad es ese brebaje que lo mismo sirve como remedio que como veneno. Y pocas veces tiene que ver con la compañía que nos proporcionen otras personas. La soledad es un sentimiento, lo que implica una carga de interpretación por nuestra parte. Por eso diferencio entre “estar sola” y “sentirse sola”. Un sentimiento se define como la autopercepción que la mente hace de unas determinadas emociones o de un determinado estado emocional. Si por ejemplo, percibimos la soledad asociada a emociones como la tristeza, la viviremos como un sentimiento negativo. Si la asociamos a un estado emocional de relajación, la viviremos como un sentimiento positivo.

En la percepción negativa de la soledad, lo que habitualmente expresamos como “me siento sola” suele estar asociada a sentimientos de incomprensión, tristeza e inseguridad. En realidad no es que estemos solas, es que hemos perdido cierta conexión con las personas que configuran nuestro entorno habitual. O quizá alguna otra barrera nos impida abrirnos a esas personas. Como ese estado nos genera más tristeza e inseguridad, corremos el riesgo de alimentarlo más al retraernos y evitar interactuar.

Soltera

Y llegamos ya al punto. Soltera. Estoy soltera. No sola. Bueno, según la RAE no, porque sí me casé aunque ahora ande divorciada.

soltera

Pero según Google yo estoy soltera.

soltera

En ningún punto pone falta de compañía o hace referencia a la soledad. Sino a un estado civil y, si me apuras, más administrativo que otra cosa. Vamos, que la soltería poco tiene que ver con la soledad.

La soltería es una manera más de las miles que hay de establecer relaciones con el resto de personas. No es ni mejor ni peor que la vida en comunidad, en pareja o en familia. No implica mayor soledad ni mayor libertad. Se puede ser muy libre en pareja (¡se debería ser muy libre en pareja!) igual que una se puede sentir muy sola en una relación donde no es escuchada ni cuidada. También se puede ser muy dependiente estando soltera (de amistades, de “ligues”, del trabajo…) o sentirse muy acompañada y apoyada.

Creo que asociar soltería a soledad ha hecho mucho daño a las personas que viven (elegida o circunstancialmente) en esta manera de relacionarse con el mundo. Porque la soledad, por mucho que sea necesaria y maravillosa, sigue teniendo connotaciones negativas, sigue siendo un estado que pretendemos evitar. Y si la asociamos con la soltería, buscaremos aliviarla con la búsqueda de una pareja. Y no, la soledad no se alivia tirándonos de cabeza a relaciones en las que buscamos salvación. Nadie que no seamos nosotras puede salvarnos de nuestra manera de interpretar la realidad.

soltera
Bueno, quizá Jane Fonda nos dé un motivo para buscar pareja…
Publicado en Poesía

Todo se rompe

I

Todo se rompe
millones de cristales
puntiagudos
millones de dolores
minúsculos.

Cien heridas cortantes
simples molestias
sangrantes.
Medea grita
a quien no la oye
pero los cristales
se rompen

II

Todo se rompe
nada pesa.
Barrer.

Vaciar.

Siempre queda un cristal.

No olvides:
lo que se rompe,
hiere.

III

Todo se rompe.

Yo
soy
todo.

Me rompo.

IV

Todo se rompe.
Ya no queda nada
que limpiar
que llenar
que odiar.

Roto todo.

Tirar.
Barrer.
Olvidar.