Publicado en Emociones, Feminismo, Magia, Poesía

Hoguera

No he quemado nada.
No tengo nada que echar a una hoguera.
Sólo a mí
y lo que me ha dado la forma que ahora soy.

Me quemo en las llamas
me caliento en las brasas
me seco en las cenizas
soy yo la llama que me quema
la brasa que me calienta
la ceniza seca.

Soy yo el fuego
que decide si mañana seré carbón o ceniza.
Soy llama alimentándome de mi madera
ceniza que será el abono de ese árbol
madera que dará el fruto que cocinaré en mis brasas.

Soy el humo
que transforma el aire
que seré lluvia
que regaré el terreno fértil de mi ser.
Florezco en lenguas de fuego
me retuerzo y me devoro
creando juegos artificiales
y fuegos auténticos.

Ardo, soy hoguera,
madera y fuego,
ceniza y brasa,
humo y lluvia,
abraso y vivo.

Publicado en Poesía

Cicatriz

Cada vez duele menos
y la cicatriz
ve coloreándose
de ese rosado matiz
que perfuma el recuerdo.

Ya no duele tanto
y mis labios encuentran la sonrisa
que a veces te dedicaba a escondidas.

Apenas duele ya
y puedo volver a probar
batido de fresas
y ver alguna de las películas
que tendían puentes imperfectos.

No duele.

Otros dolores vendrán
otras cicatrices,
otras sonrisas
y otras películas.

Los espero con la herida abierta,
limpia,
y la cicatriz brillante,
orgullosa.

Publicado en Poesía

Bruta

Es brutal sentirse yo.
Brutal porque me golpea,
sin piedad.

Me deja sin sentido.
Me asfixia.

Saberme yo.

Ser consciente de mis uñas,
de cómo crece mi pelo,
de mi sed por vomitar palabras.

Vomitar.

Quizá sea la palabra que más uso ahora.
Todo hacia fuera.
Más solitaria que nunca,
más expresiva,
más externa,
menos cobarde.

Todo hacia fuera.

Porque dentro no cabe.

Escribo y quien leer.
Leo y quiero escribir.
Bailo y quiero follar.

Me retuerzo de placer al sentirme,
al percatarme de esta existencia que ahora nace.
Incluso hundida me pertenezco.

Publicado en Poesía

Yo quiero un novio

Yo quiero un novio
con moto de monte
el pelo cortito
su risa de mote.

Yo quiero un novio
que bese de noche
vacile de día
me llame “mi niña”
me tenga en el bote.

Yo quiero un novio
de diecisiete.

Publicado en Poesía

Silencio

Es en mi silencio
cuando hieren mis gritos.
Te abrazas
empequeñeces
y mis bragas
cobran vida en tus dedos.

En en mi silencio
cuando ya no te quiero
cuando me basto y me sobro
para el duelo.