Publicado en El Mono Revista Cultural, Te cuento mi vida

Follar en baños (Parte II)

Artículo publicado en el Número 63 "Especial Fobias" de Revista El Mono

Hola de nuevo, higadillos. Continuamos donde lo dejamos en la entrada anterior: FOLLAR EN BAÑOS (Parte I). No he añadido ninguna de vuestras aportaciones porque esto ya estaba escrito y no voy a ponerme ahora a reescribir, que ya hace calorcito (JA, JA, JA, que vivo en Iruña!) y tengo otras manera de perder el tiempo.

La entrada

Contextualicemos, vas a follar en un baño en mitad de la madrugada de un bar petado de la vieja Iruña. ¡Vas a follar! Bueno, en realidad vas a magrearte un poco y suerte, pero eso te lo explico luego. Te has encontrado con tu polvo pendiente, aún podéis articular alguna palabra y coordinar movimientos (si no es así, aborta o te plantearas el aborto en breve), la luna está llena con ascendente en ofiuco y habéis elegido baño. ¡Perfecto! Ahora os toca poneros a la cola, mantener las formas sin que se baje el calentón mientras esperáis y entrar a la vez en el baño sin que os la líen mucho. Sí, hay bares donde esto es más fácil porque hay, digamos, una cierta cultura de entrar al baño en compañía, pero nunca van a ser los más limpios y pocas veces tendrán pestillo. Aún así entrad al baño con seriedad y paso firme, como si fuera el código de etiqueta estipulado.

tumblr_nibkm0W7fj1toamj8o1_500

El durante

Contemporicemos, vas a follar en un baño en mitad de la madrugada en un bar petado de la vieja Iruña. Muy largo el polvo no va a ser. Mucho no vas a poder gritar. Pocos movimientos y maniobras vas a poder hacer. Así que a lo básico. Si ya os habéis catado, mejor, así vais a tiro hecho a lo que os pone. Si es la oportunidad de vuestra vida, no esperéis cumplir expectativas, tendréis que mejorar vuestra conversación. Me han dicho y he oído por ahí que es aconsejable calentarse con unos bailables de refrotes previos, que luego la concentración se distrae un poco con la gente pegando en la puerta. Lo dicho, a lo básico, no practiques tu nueva técnica de lamida genital, ni esa postura que te dijo tu colega el otro día que leyó en un tratado maya de sexo. En serio. Los trabajos manuales suelen ser muy agradecidos porque puedes mantenerte de pie, sin arrastrar tu ropa por ese “curioso” líquido que inunda el suelo y te permiten mantener cierta estabilidad.

funny-pictures-getting-proposed

La salida

Centrémonos, has follado en un baño en mitad de la madrugada en un bar petado de la vieja Iruña. ¡Logro desbloqueado! La gente te odia porque se está meando (o también quieren follar, o vete a saber qué otros vicios raros) y, aunque a ti se te haya hecho corto, no lo ha sido. Así que no les hagáis perder más el tiempo, salid a la vez. Ya han sacado una conclusión entre dos opciones: o no teníais un papel decente que enrollar o estabais follando. Lo dicho: cabeza alta, un poco de disimulo en la sonrisilla y tocaros un poco la nariz por si en la cola están las personas de quienes os ocultáis.

 

Para instrucciones sobre la vida, mejor visiten el blog de Diana Aller.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s