Publicado en Emociones, Feminismo, Te cuento mi vida

Sola, solita, soltera

“¿Cómo te va? ¿Sigues sola?” Es una pregunta que me han hecho alguna vez desde que se acabó mi última relación. Me choca que nunca me preguntaran, estando emparejada, si me sentía sola. Pero ahora bastantes personas dan por sentado que estoy sola. Sinceramente, no creo haber estado sola nunca en mi vida. Sentirme sola, sí, muchas veces. Estar soltera, alguna menos. Pero estar sola, sin una sola persona con quien contar, creo que nunca. Por eso esa palabra me sorprende y por eso esa pregunta, “¿sigues sola?” me deja muda.

Estar sola

Para asegurarme de que mi percepción se acerca algo a lo que la sociedad ha definido como real, he buscado la definición de “sola” en la RAE.

soltera

Creo que los significados que más nos encajan son los relativos a personas que vienen a ser “Sin compañía” y “Que no tiene quien le ampare, socorra o consuele en sus necesidades o aflicciones”.

¿Lo tenemos? Analicemos nuestro entorno, sin entrar en si alguien está en pareja, en mil relaciones o en una cabaña perdida en un árbol perdido en un bosque. ¿Conocéis a alguien que no tenga absolutamente a nadie, nunca, quien le ampare, socorra o consuele en sus necesidades o aflicciones? Sí, hay personas que viven situaciones de exclusión social extremas, pero seguramente si estás leyendo esto, tengas la opción de acudir a Servicios Sociales y hablar con una profesional de la psicología, o coger un teléfono y llamar a una excompañera de trabajo, o bajar a un centro cultural y apuntarte a unas clases donde conocer personas que si no te amparan, por lo menos te hagan compañía.

Estar sola en esta sociedad es muy difícil, a pesar del individualismo imperante. La mayoría de personas tenemos redes familiares, amistosas, laborales… Personas que nos acompañan en determinados momentos, que brindan con nuestras alegrías, que escuchan nuestras rutinas.

Sentirse sola

¡Ay! Pero no estar sola no evita que nos sintamos solas en algún momento. La soledad es ese brebaje que lo mismo sirve como remedio que como veneno. Y pocas veces tiene que ver con la compañía que nos proporcionen otras personas. La soledad es un sentimiento, lo que implica una carga de interpretación por nuestra parte. Por eso diferencio entre “estar sola” y “sentirse sola”. Un sentimiento se define como la autopercepción que la mente hace de unas determinadas emociones o de un determinado estado emocional. Si por ejemplo, percibimos la soledad asociada a emociones como la tristeza, la viviremos como un sentimiento negativo. Si la asociamos a un estado emocional de relajación, la viviremos como un sentimiento positivo.

En la percepción negativa de la soledad, lo que habitualmente expresamos como “me siento sola” suele estar asociada a sentimientos de incomprensión, tristeza e inseguridad. En realidad no es que estemos solas, es que hemos perdido cierta conexión con las personas que configuran nuestro entorno habitual. O quizá alguna otra barrera nos impida abrirnos a esas personas. Como ese estado nos genera más tristeza e inseguridad, corremos el riesgo de alimentarlo más al retraernos y evitar interactuar.

Soltera

Y llegamos ya al punto. Soltera. Estoy soltera. No sola. Bueno, según la RAE no, porque sí me casé aunque ahora ande divorciada.

soltera

Pero según Google yo estoy soltera.

soltera

En ningún punto pone falta de compañía o hace referencia a la soledad. Sino a un estado civil y, si me apuras, más administrativo que otra cosa. Vamos, que la soltería poco tiene que ver con la soledad.

La soltería es una manera más de las miles que hay de establecer relaciones con el resto de personas. No es ni mejor ni peor que la vida en comunidad, en pareja o en familia. No implica mayor soledad ni mayor libertad. Se puede ser muy libre en pareja (¡se debería ser muy libre en pareja!) igual que una se puede sentir muy sola en una relación donde no es escuchada ni cuidada. También se puede ser muy dependiente estando soltera (de amistades, de “ligues”, del trabajo…) o sentirse muy acompañada y apoyada.

Creo que asociar soltería a soledad ha hecho mucho daño a las personas que viven (elegida o circunstancialmente) en esta manera de relacionarse con el mundo. Porque la soledad, por mucho que sea necesaria y maravillosa, sigue teniendo connotaciones negativas, sigue siendo un estado que pretendemos evitar. Y si la asociamos con la soltería, buscaremos aliviarla con la búsqueda de una pareja. Y no, la soledad no se alivia tirándonos de cabeza a relaciones en las que buscamos salvación. Nadie que no seamos nosotras puede salvarnos de nuestra manera de interpretar la realidad.

soltera
Bueno, quizá Jane Fonda nos dé un motivo para buscar pareja…
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s