Publicado en El Mono Revista Cultural, Feminismo

Pornoclítoris

Artículo publicada en el número 49 de El Mono Revista para el WC

Tres semanas dudando. ¿Clítoris? ¿Porno? ¿Clítoris? ¿Porno? No había solución más fácil que hablaros del clítoris en el porno. Os cuento. Yo soy consumidora habitual de porno. Y digo consumidora porque es un producto tan adulterado como el café, el azúcar que no es moreno, que es pintado o cualquier droga que os parezca. Pero a lo que vamos. El clítoris. El clítoris en el porno. Ese gran maltratado. Por que seamos serias, ¿a quién le gusta que le saquen brillo al botón así como si tuviera roña desde hace tres años? A mala saña. Y luego, parece que el clítoris es un preliminar, un ratico de estimulación para que nos mojemos lo suficiente para el verdadero objetivo del porno: el placer masculino.

No, niños, no. Nuestro clítoris no está ahí para facilitaros la corrida. Está para NUESTRA CORRIDA. Y no tiene más función que esa. No hace falta que nos folléis, no hace falta que os corráis, no hace falta que aguantéis. Nos la empieza a sudar bastante, por más que el porno tradicional nos haga y os haga creer que todo gira alrededor de vuestra polla.

clitoris-ilustracion-cieTenemos el único órgano diseñado únicamente para nuestro placer, pero en el porno parece que es sólo el botón de encendido. Y que sólo la puntita cuenta. Pues no. Lo de “sólo la puntita” también nos jode a nosotras. Por que el clitorís es así, como esta fotico que os ponemos. Y se puede estimular por los lados y por dentro de la vagina. De hecho, quienes tienen orgasmos vaginales en realidad tienen orgasmos normales (que son los clitorianos) sólo que el clítoris se está estimulando a través de la vagina. Como vuestra próstata cuando os dejáis de chorradas y nos dejáis meteros el dedete por el culo.

La cosa, que en el porno normal no vais a aprender a darnos gustico. Que el porno sirve en el mejor caso para pajearse y en el peor para que sigamos pensando que hacernos daño a nosotras es algo erótico y sexy. Os recomiendo mucho más que veáis el porno que hace Erika Lust (oh, diosa! ) o los vídeos de OMG Yes!  Un proyecto en el que las mujeres se masturban y te explican sus trucos y cómo se estimulan cada rinconcito.

Por si vuestro explorador no sabe salir de YouPorn, un par de truquis guapis: lengua, lengua y lengua; jugad con las presiones y los ritmos; y nos os limitéis al botoncito, buscad el vasto recorrido a través de los laterales que tiene.

Anuncios

Un comentario sobre “Pornoclítoris

  1. Pingback: La Duende a Rayas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s