Publicado en El Mono Revista Cultural, Feminismo

Pagafantas

No hay nada que me parezca mayor expresión del machismo que el mal llamado “pagafantismo”. Antecesor de los puteros, el pagafantas me da mucho asco. A ver, chico hetero, blanco y de clase media, ¿cómo llamarías tú a un colega que te hace la rosca para que le dejes tu tarjeta de Osasuna finde sí y finde también y que si no se la dejas se enfada y te echa en cara todo el tiempo que te ha hecho la pelota? En mi pueblo se le llama “aprovechau” o “interesau”. En el tuyo que igual es euskaldun seguro que tiene un nombre más poético.

Bien, pues lo que vosotros llamáis “pagafantas” no es más que un tío que va de colega, dora la píldora, invita a fantas y que sólo busca una cosa: que la tía tenga sexo con él.

No es un tío majo que al pasar tiempo contigo se ha enamorado y tú eres una desagradecida maleducada que no valora su devoción como lo que él supone que es, el máximo fin al que una mujer aspira en la vida. NO. Es un tío que como de normal no liga por su cara no tan bonita, ni tiene unos valores y una labia para mostrarlos que hacen que mojes las bragas, usa su técnica de ir de bueno, víctima y felpudo humano para ver si así consigue lo que quiere. Sin importarle una mierda lo que tú quieras. Y encima, si tú te pillas por un tío que te pone, o por un tío que es capaz de debatir contigo sin darte la razón en todo o por un tío que acepta que le invites a un concierto, resulta que eres una desagradecida, una mala mujer, por no caer en sus redes de víctima y carica de cordero degollado.

Y sí, en eso se parecen un pagafantas y un putero, lo que tú quieres da igual. Absolutamente igual. Su necesidad de sexo está por encima de tu libre elección. Ellos pagan (con dinero o fantas) y tú obedeces. El dinero y el cliente siempre tienen la razón. Has pensado que tu amigo era un buen tío y ahora tienes que pagar con la maldición de tía calientapollas, desagradecida y, si te defiendes, feminazi. Hasta los ovarios nos tenéis, aprovechaus de mierda. Así que antes de llamar a un colega “pagafantas” o “calzonazos”, piénsate bien qué saca él de arrastrarse como Peter Pettigrew tras Voldemort y quien te da más asco realmente.

 

Artículo publicado en El Mono Revista para el WC, número 48, sección “Pregúntale a Sindi”

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s