Publicado en Emociones, Magia, Te cuento mi vida

Mi amiga de siempre que ya no es la de siempre

Hoy una gran amiga ha empezado un blog. El mismo día que yo estreno este. Hacía meses que no nos veíamos y se nos ha puesto la piel de gallina a la vez. Nos hemos leído en palabras de otras personas y nos hemos reconocido. No es con la única persona con quien me pasa. Tengo la suerte de tener grandes amistades, cada una especial y distinta.

Pero hoy he estado con ella. Nos conocemos desde hace más de 15 años. Conectamos pronto. Nos queremos. No nos vemos mucho. No hace falta. Podemos pasar temporadas sin vernos, incluso sabiendo muy poco la una de la otra. Y eso que vivimos en la misma ciudad. No nos importa mucho. A mí no me importa. Creo que a ella tampoco. Lo sé por que cuando nos vemos es como si hubiera pasado mucho tiempo. Sí, ya sé, lo normal es decir “¡parece que no ha pasado el tiempo!” o “cada vez que nos vemos es como si nos hubiéramos visto ayer“. Pues no, en nuestro caso el tiempo pasa, y en ese tiempo nos ocurren muchas cosas. Y cambiamos. O no cambiamos. A veces los cambios son tan grandes que no se notan por fuera y otras veces son simples cambios en la vida: nuevo trabajo, nueva discusión, nueva afición…

Hoy, que yo sentía que estaba con mi amiga de siempre, hablando de las cosas de siempre (o sea, de nosotras y nuestros cambios), solucionando nada como siempre, ella me ha dicho algo que me ha dejado pensando: “ya no podemos tener la misma conversación que hace siete años, evolucionamos, las personas cambiamos”. Y tiene razón, mi amiga de siempre que ya no es la de siempre.

Todo esto echa un poco por tierra la idea de que las buenas amigas no cambian. ¿O no? Para mí la magia de la amistad radica en eso, en reencontrarte siempre, con todos tus cambios. Ella anda su camino, yo ando el mío. Salimos de distintos puntos. Pero siempre compartimos un trozo del trayecto, o pasamos noche bajo el mismo techo. Ella lleva un ritmo. Yo llevo otro. Pero siempre hay un momento y en ese momento, todo es distinto, pero la conexión es la misma.

No me podéis decir que eso no es magia de la buena, que siendo tan distintas, pasando experiencias distintas, teniendo ritmos distintos, cambiando de distinta manera, sigamos conectadas. Y queriéndonos mucho.

gremlins

Anuncios

Un comentario sobre “Mi amiga de siempre que ya no es la de siempre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s